La Intimidad del Mercado de Agricultores

We all know and love the energy of the farmers market—but what exactly makes them so special?

Conoce más sobre comida consciente en From The Wanderlust Kitchen disponible en Wanderlust TV
No hay casi nada mejor que levantarse un sábado por la mañana y dirigirme al mercado de agricultores locales. En serio, recorrer los puestos, ver la intensidad de colores, las personas platicando, comiendo frutas, tomando café y con sus bolsas llenas de verduras, estoy segura que es suficiente para hacer que todos los corazones canten de alegría. Cada puesto es como una ofrenda: la abundancia de productos cosechados localmente como las frutas y verduras, así como las mieles, mermeladas, panes y repostería hechas en casa. Para mi, los mercados de agricultores son un forma integral de la comunidad. Ofrecen productos frescos de temporada, a precios de mayoreo, por lo que no tienen que pasar por un distribuidor y puedes abastecerte de alimentos frescos durante la semana. Y cuando digo fresco, quiero decir realmente fresco. Me detuve en el NYC Greenmarket en Union Square para comprar algunos dulces y escuchar cómo "la mayoría de los productos en este tipo de mercados se cosechan en menos de 24 horas antes de ser vendidos." La mercancía vienen "directamente de la granja cada mañana... (y) los productos viajan a una distancia muy corta, asegurando una calidad superior y una mayor seguridad alimentaria. "¿Hacerme una ensalada de verano con verduras orgánicas y frescas? ¡Obvio!

Conoce la granja, conoce tu cuerpo.

Gran parte de los alimentos que compramos en los supermercados son procesados y generalmente son enviados desde muy lejos. El producto se vende tan lejos de donde se cosecha que no hay manera de saber si los alimentos que estamos ingiriendo están cargados de pesticidas y hormonas, y además, qué corporación estamos indirectamente apoyando. Las grandes empresas de alimentos están interesadas principalmente en el beneficio, no en la distribución de alimentos saludables y nutritivos. Al optar por consumir de un mercado de agricultores, puedes estar seguro de que estás apoyando directamente a las pequeñas granjas. La mejor parte de visitar el mercado local es conocer a la gente que pasa sus días creciendo y distribuyendo productos frescos. No sólo puedes aprender sobre el origen de la comida, sino que puedes llegar a conocer a las personas que están cultivando y distribuyendo, y aprender acerca de su comercio. Muchos agricultores, panaderos y cosechadores apoyan su negocio vendiendo directamente a los consumidores locales. ¡Pregúntales sobre esto! ¿Dónde se fundaron? ¿Qué los llevó a la agricultura? ¿Es un negocio familiar? ¿Cómo es cultivar productos durante todo el año? ¿Cuáles son los retos, los beneficios? La compra de alimentos procesados ​​y productos de una tienda no sólo distorsiona nuestro conocimiento de lo que estamos comiendo con publicidad falsa, sino también hace que el consumo de alimentos se convierta en un acto abstracto. La comida se convierte en una fuente de energía rápida para mantenernos en marcha, una fuente de placer, o un mecanismo de supervivencia. Poco se piensa de lo que sucedió en la manifestación de esta fuente de nutrientes. La tierra posee una energía sagrada innata, y cuando comemos alimentos directamente de la tierra, estamos interactuando directamente con nuestras raíces. Comer conscientemente es una forma de ser agradecido por la comida que nos alimenta, y estar agradecido por el don del alimento. El abastecimiento de alimentos directamente de las granjas locales nos permite aprender sobre el proceso de creación de los alimentos que comemos, la forma en que fue cultivada, y donde se cultiva. La comida crece por estaciones, y sin embargo de alguna manera somos capaces de comprar ciertos productos durante todo el año en la tienda sin cuestionarlo. Pregúntele a su agricultor acerca de cómo puedes comer productos de estación y cómo cultivan diferentes vegetales durante todo el año. Comer conscientemente tiene inmensos beneficios en el cuerpo físico, así como el cuerpo mental y espiritual. Chogyam Trungpa Rinpoche, maestro de meditación budista y maestro fundador de Shambhala, dice: "Cuando comes con conciencia, descubres que hay más espacio, más belleza. Comienzas a observarte a ti mismo, a verte a ti mismo, y te das cuenta de lo torpe que eres o de lo certero que eres.
Cuando eres consciente, todo se vuelve majestuoso y bueno. Comienzas a ver que has estado viviendo un tipo diferente de vida en el pasado. Ya tenías la esencia de ser consciente, sólo no la habías descubierto.

En serio, ¡Consume local!

Trata a tu cuerpo con el respeto que se merece y mejor consume alimentos sanos y orgánicos que estén libres de pesticidas y que sea rico en nutrientes. Los alimentos orgánicos cultivados localmente tienen una relación directa con su salud y niveles de energía. Comer más lento, aprender sobre la fuente de su alimento, y desarrollar una relación más íntima con la preparación de tu propia comida te ayuda a fomentar la atención en ti mismo. La comida es una fuente de vida, y cada ser vivo debe tener acceso a opciones saludables. Muchos mercados de agricultores ahora tienen terminales bancarias para que sea más fácil adquirir alimentos frescos y saludables. Apoyar a aquellos que están trabajando para obtener alimentos saludables es tan vital, y cada vez que optas por adquirir local, ayudas a otros a tener más acceso a alimentos reales e íntegros. Comparte la alegría de la naturaleza y de la tierra con tus seres queridos y la gente a tu alrededor. Visitar un mercado de agricultores con tus amigos y familiares para después volver a casa a cocinar y comer juntos es una forma de demostrar amor. — Jillian Billard es una poeta, maestra de yoga y aventurera. Originaria de New York, se certificó como maestra de Ashtanga Yoga en Goa, India y trabaja en Laughing Lotus Yoga Center en Brooklyn. Es fácil encontrársela leyendo un libro. Síguela en Instagram para revisas sus horarios de clase en @jillboyoga