Find your true north

Rox Castaños

Roxana Castaños comenzó su camino espiritual y su práctica meditativa en 1994 cuando tenía 14 años de edad y desde entonces su aprendizaje ha sido continuo.

Inició en rituales de influencia tolteca y chamánica que años después culminaron con las enseñanzas de Miguel Ruíz impartidas por Andrés Portillo a quien asistió durante 3 años. Esto fortaleció su práctica y continuó con estudios y prácticas en distintas doctrinas y filosofías espirituales con grandes y reconocidos maestros.

En 1998 comenzó sus estudios en Casa Tibet y continuó la filosofía Budista con maestros como Lama Wanchok y Lama Yeshi Parljor con quien compartió, durante 4 años, ceremonias budistas y su camino de enseñanza. Además en diferentes ocasiones, tomó seminarios impartidos por el Dalai Lama y sus discípulos.

Su aprendizaje en las doctrinas orientales se complementa con las enseñanzas de S.N Goenka asistiendo en repetidas ocasiones a retiros Vipassana, que consisten en 10 días de silencio, en los que se medita más de 12 horas al día y se trabaja en la auto observación y la ecuanimidad de la mente.

El aprendizaje que Roxana ha ido adquiriendo siempre se ha sustentado con el con el conocimiento de importantes personalidades del ámbito espiritual, como son el Dr. Miguel Ruiz, Louise L. Hay, Richard Bach, Mathew Ricard, Maurice Nicol, Byron Katie, Eckhart Tolle, Marianne Williamson, Yehuda Berg, Waine Dyer, Sogyal Rimpoché, Thich Nhat Hanh, entre otros.

A través de su experiencia, ha diseñado un método efectivo para erradicar el sufrimiento que comparte desde el 2007.
Trabaja para el equilibrio consciente con ejercicios, pláticas, meditaciones, temazcales y desbloqueos cuánticos.
Su intención al impartir cursos y talleres es sembrar una semilla de consciencia.

Todos somos uno, percibimos nuestro mundo a través de nuestra realidad interior y podemos cambiarla si conectamos con nuestro corazón. La espiritualidad es el camino que nos conduce a la verdadera paz y satisfacción.
Me enorgullece y me apasiona trabajar todos los días para acompañar a los demás en su camino de consciencia, para mi es lo mismo que acompañarlos a encontrar en este momento su verdadera felicidad, que ya existe, sólo tenemos que estar capacitados para verla y poder disfrutarla.